La política

Otro periodista, tras Vicepresidencia

Mujer, ilustrada, inteligente y progresista. Ese era el perfil que el candidato presidencial del Polo Democrático Alternativo (PDA), Carlos Gaviria Díaz, buscaba para su fórmula vicepresidencial y que encontró en la periodista Patricia Lara Salive.
“Es una persona cuyos antecedentes políticos la muestran como militante de la izquierda, conocedora de la situación del país y ha escrito sobre el país y la política”, dijo Gaviria.
Lara fue concejal de Bogotá en 1976 de la mano de Carlos Lleras y el Partido Liberal. Luego se dedicó al periodismo y la literatura. Hoy, dice que la primera posibilidad que tiene el Polo es derrotar a Horacio Serpa (ver entrevista).
¿Pero qué tanto pesará Patricia Lara como fórmula vicepresidencial de Gaviria? El propio candidato anota que esas calidades y sus buenas relaciones con los medios de comunicación “son suficientes para atribuirle esa responsabilidad”.
Su designación también fue interpretada como una señal de unidad y amplitud de Gaviria hacia el interior del Polo, y, según una fuente de esa colectividad, la elección fue muy bien recibida.
Pero a nivel electoral hay discrepancias entre analistas. Unos creen que lo que importa es la fórmula en sí, y otros, que lo importante es lo que pueda aportar en materia de votos.
En ese sentido, el politólogo Fernando Giraldo asegura que si el Polo quiere ir a una campaña con posibilidad de ganar, o ir a una segunda vuelta, con el presidente Álvaro Uribe, necesita una fórmula que consiga votos. “Aquí no se trata de si es una mujer, un periodista o una persona pulcra. Políticamente se gana es en las urnas”, dice.
Claro que hace cuatro años, Uribe ganó la Presidencia con otro periodista, Francisco Santos, quien para Giraldo, hoy es una de las fortalezas de del presidente candidato, pues en estos cuatro años aprendió a hacer política”.
Además, según el analista Pedro Medellín, Santos, desde el punto de vista de la candidatura aporta votos y aporta en el tema de derechos humanos.
“Patricia no llegaría aportando”.
En ese escenario, Gaviria, además de posicionar su imagen en otros sectores, tendrá que hacer lo propio con su fórmula.
Medellín reconoce que Lara tiene prestigio en los medios y eso puede ayudar, pero ve como otra de sus dificultades “que no tiene perfil ideológico”.
Según Medellín, no hay que esperar que ponga muchos votos en ninguna parte.
“Uno de sus atributos no es el de tener votación, ni el de tener una imagen por la cual la gente se incline a votar. Tiene talla intelectual”.
El senador Jorge Robledo dice que no interesa si pone votos o no. “Lo que demuestra esa decisión es que Gaviria es coherente y no es politiquero”.

LO QUE ELLA DICE

¿A qué le apunta Patricia Lara? Es interesante poder trabajar en la construcción de una oposición sólida y seria a ese unanimismo desenfrenado del país que puede terminar en un autoritarismo desbordado.
¿Hasta dónde puede llegar el Polo? En la consulta, Horacio Serpa obtuvo menos votos que Gaviria y Navarro sumados, de manera que la posibilidad de ganarle en la primera vuelta es bastante cercana. Es probable también una segunda vuelta, pero lo que suena mucho más posible y con posibilidad de victoria es ganarle al Partido Liberal.
¿Por qué lo dice? Los que no están con Uribe tienen que ver en Carlos Gaviria una opción mucho más clara y más consecuente. Recordemos que Serpa fue embajador en la OEA de Uribe. Entonces, mal puede una persona que colaboró con el Gobierno salir a encarnar ahora la oposición acérrima.

Tomado de: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1952612

Los “copilotos” de los candidatos

Aunque la figura existe desde 1991, sólo hasta estas elecciones se ha reconocido su importancia, debido a las propuestas de los candidatos y sus trayectorias. Conozca a los aspirantes por la Vicepresidencia. Las fórmulas vicepresidenciales pueden capturar votos que el candidato por sí solo no logra. De su preparación, empatía y conocimiento de lo social y lo público depende la campaña.
Algunos dicen que son simples figuras decorativas, otros, que son indispensables a la hora de capturar votos que el candidato por sí solo no logra.
Lo cierto es que desde 1991 la figura del Vicepresidente de la República volvió a ser parte de la vida política de los colombianos y en tiempo de elecciones su escogencia es uno de los momentos de mayor suspenso.
Aunque inicialmente el Vicepresidente de la República no tenía sueldo, pues su cargo no había sido creado dentro de la estructura administrativa de la Presidencia, hoy su figura es fundamental dentro del Gobierno y tiene gran peso en lo que a los comicios se refiere.
Básicamente, su función es la de asesorar al Presidente en temas de derechos humanos y lucha contra la corrupción, aunque también está facultado para reemplazarlo en sus faltas temporales (licencias o enfermedad) y absolutas (muerte, renuncia, destitución, incapacidad física o abandono del cargo).
La existencia del Vicepresidente está consignada en el Capítulo Tercero del Título Séptimo de la Constitución y su participación dentro del Gobierno es crítica para decisiones futuras. Para que conozca un poco más de quiénes están detrás de los candidatos presidenciales, El Pais le ofrece hoy un perfil de cada uno de los aspirantes a la Vicepresidencia.

Patricia Lara Salive
Fórmula vicepresidencial de: Carlos Gaviria Díaz.
Nacida en: Bogotá, en 1951.
Estado civil: Casada, madre de tres jóvenes.
Profesión: Escritora y periodista.
Estudios: Filosofía y Letras, en la Universidad de los Andes, de Bogotá. Realizó una especialización en periodismo en el Instituto Francés de Prensa y una maestría en Columbia University.
Trayectoria: Ha trabajado en medios de comunicación desde los años 70, entre ellos Nueva Frontera. También fue redactora de El Tiempo, directora de la revista Cambio 16 y junto con periodistas como Daniel Samper, Héctor Rincón y Pedro Claver Téllez fundó Periodistas Asociados.
Propuesta de campaña: Asegura que su idea es hacer énfasis en el tema del maltrato a los niños, sin descuidar otros frentes nacionales, para lo cual, precisa, ya tiene unos lineamientos, como el respeto a los derechos humanos, el reconocimiento del conflicto armado y su negociación política. Dice que su aporte a la campaña es generar un voto de confianza difícil de cuantificar.

La Defensora del Lector

La ardua labor de defender lectores

Lara Salive es periodista y escritora, fue directora de la revista Cambio 16 y colaboradora de varios medios periodísticos nacionales. Asumió desde el primero de octubre del año pasado las funciones de Defensora del Lector del diario EL TIEMPO.
Con su incorporación a este cargo, en reemplazo del columnista y catedrático Germán Rey, se inició una nueva etapa en el funcionamiento de esta figura, establecida hace más de nueve años para mantener una relación de transparencia y equidad entre El Tiempo y sus lectores.
La Defensora es la encargada de recibir las quejas por los errores que aparecen en el diario, de velar porque aquellos se corrijan y de hacer oír en la redacción la voz de los lectores, sobre todos los aspectos relacionados con su contenido.
Esta instancia, que ha demostrado su utilidad para preservar los derechos de los lectores y la credibilidad acumulada por EL TIEMPO durante casi un siglo, se consolidó con el ingreso de Patricia Lara, cuyos títulos para desempeñarla son ampliamente reconocidos.
Patricia Lara Salive también se destaca como escritora. Su más reciente trabajo se publicó en el año 2000. Se trata de la obra Las mujeres en la guerra, galardonado con el Premio Planeta de Periodismo 2002.